05/08/2021

Deportes

Historia de vida

Joven termeña triunfa en el básquet tucumano

Por: Eduardo Carrizo
Jugó en el Club Ateneo San Luis, en Nicolás Avellaneda, Tucumán BB y ahora en el Club San Cayetano donde se consagró campeona.
Ampliar (1 fotos)

Ni yo creía que podía llegar hasta acá, pero creo que estoy a la altura

Cuando nació, Sol Medina Santillán tenía una malformación en su mano derecha, pero con el tiempo podría usarla para jugar, para hacer lo que le gusta, para construir su vida.

De niña, una de sus tías la llevaba a la cancha del Club Ateneo San Luis y ella veía cómo su primo jugaba al básquet. Al verla diariamente, el entrenador Fidel Guardo la invitó a jugar. Entrenaba con otros varones, jugaba en equipos mixtos, hasta que Marcelo Arrigoni armó un equipo juvenil de mujeres. Competían en la liga santiagueña y en intercolegiales contra equipos de toda la provincia, pero con el tiempo algunas de las chicas tuvieron que estudiar, trabajar o se convirtieron en madres.

Ahí pasó a jugar en Nicolás Avellaneda e integró la selección santiagueña; con el tiempo se fue a Tucumán BB y finalmente la ficharon en el club San Cayetano donde juega desde el año 2016.

"Jugamos la liga tucumana y el torneo federal" contó. "En la liga nos quedan 2 fechas y entramos a los playoffs para defender el título, y en el torneo federal jugamos contra equipos de todo el país". Por su talento y aporte al equipo campeón, la institución tucumana le da a la joven alera un departamento y un sueldo.

"Es un club humilde pero nos tratan muy bien. Entrenamos, tenemos un gimnasio, y jugamos los fines de semana. Entreno para mejorar día a día, tengo muchas ganas de superarme" expresó.

Como otras disciplinas deportivas en Las Termas, el básquet tiene sus altibajos, y también sufrió los golpes de la pandemia, por eso Sol desea: "Ojalá el Ateneo vuelva a ser como antes. El club en el que estoy no es grande, pero tiene dirigentes que se mueven, gestionan, si en Las Termas se ponen las pilas con el apoyo de la Secretaria de Deportes, se puede poner en mejores condiciones, ayudar, incentivar a los chicos a hacer este u otros deportes".

En esta ciudad y en este club, Sol dio sus primeros pasos y hoy puede vivir de lo que le gusta. "Ni yo creía que podía llegar hasta acá, pero creo que estoy a la altura". Su vida, su futuro, siempre estuvo en sus manos.


Recomienda esta nota: