27/03/2020

Economía

Necesidad

¿Por qué no instalaron cajeros en Villa Balnearia?

"El gerente del Banco de la provincia nos contestó que no se podía porque el costo de la reposición de los cajeros era muy elevado" reveló el concejal Daniel Varela.

El año pasado, el concejal Daniel Varela le solicitó a las autoridades de los Bancos Santiago del Estero, Galicia y Nación, que instalaran cajeros automáticos en el barrio Villa Balnearia, zona en la que viven más de 10 mil ciudadanos de Las Termas.

La comuna estaba dispuesta a ceder, sin cargo, instalaciones municipales y afectar personal para trabajar en la seguridad de los mismos. "El gerente del Banco de la provincia nos contestó que no se podía porque el costo de la reposición de los cajeros era muy elevado" reveló el edil.

"Si hubiéramos contado con estos cajeros en el barrio –reflexionó- se podría haber evitado que tanta gente se concentre hoy para cobrar la plata que necesita para pasar esta tremenda situación. Es una verdadera pena".

Al conocer la respuesta, la Lic. Ana María Osorio, expresó: “Es increíble la respuesta de los que representan a un grupo económico que tiene tantas empresas que se benefician a expensas de tantos termenses y santiagueños en general. Tienen todo: seguros, casinos, banco, hoteles, y hasta cementerio privado, ¿y no pueden hacer inversiones que beneficien a la comunidad?”.

Analizando la situación general, el Lic. en Administración de Empresas, Matías Maximiliano Juárez, opinó: "No solamente es culpa de la gente que se amontona en los bancos y los cajeros, sino también de los comerciantes que piensan que recibir tarjeta de débito es mala palabra, que ponen montos mínimos para pagos con débito, que piensan que recibiendo débito le hacen un favor a la clientela, que todos los santos días tienen una excusa ("no me anda el posnet", "no tengo internet", "no tengo papel para el ticket", "no tengo tinta en la impresora de tickets", etc...) para no recibir tarjetas de débito, y cuántas otras razones más... ellos también son culpables”.

“El día que AFIP –concluyó- haga realmente cumplir la ley, se les va a acabar el circo a todos esos vivos. Mientras tanto, tristemente, postales como esta no serán sorpresa (más aun en épocas de aislamiento social obligatorio)".


Recomienda esta nota: