14/08/2019

Interior

Historia

Una oportunidad que le cambió la vida

Por: Eduardo Carrizo
Oriundo de Pozuelos, hasta los 45 años trabajó cortando leña, haciendo carbón, en la zafra y en cosechas. A principios del 2000, todo una decisión para cambiar su destino.
Ampliar (1 fotos)

Foto de Archivo Sgonoticias

En uno de los viajes que realizaba de Pozuelos a Tucumán para vender carbón, un conocido le dijo: “vos naciste para 2 cosas, para vender y para ser artesano”. En ese momento, a Antonio Galván, el comentario le pareció pintoresco pero nadie en su familia hacía artesanías y él siempre había trabajado cortando leña, haciendo carbón, en la zafra o en las cosechas.

A principios de la década del 2000, este vecino oriundo de una localidad rural ubicad a más de 20 kilómetros de Las Termas, fue beneficiado con el plan jefas y jefes. Para cobrarlo, tenía que trabajar o estudiar y, aunque lo "mandaban a cortar yuyos" prefirió estudiar en una escuela de capacitación que se abrió al frente de su casa.

"Ahí aprendí a hacer artesanías en cuero y le agradezco a la vida por esa oportunidad" reflexionó. "Me decían "lo que no prendiste en joven qué lo vas a aprender en viejo".

En la actualidad, Galván fabrica cintos, carteras, billeteras, porta celulares, látigos, estribos, lazos, y los comercializa en el Almacén Campesino que está en el Mercado Municipal, en el Paseo de los Artesanos -debajo del puente carretero- o en su domicilio ubicado al frente de la Escuela de Pozuelos.

 "Las Termas es una mina de oro, pero a los jóvenes les digo que estoy orgulloso de ser del interior, que no nos desilusionemos, en nuestro campo virgen está la vida" terminó.


Recomienda esta nota: