21/11/2019

Política

Sesión

Soria: “Jamás voy a respaldar un golpe de estado”

Por: Eduardo Carrizo
“Pido perdón a la sociedad, a mis colegas porque se malinterpretó mi publicación, por eso mismo la saqué. Voy a tratar de cuidar mis dichos y mis publicaciones porque soy una figura pública” argumentó.

En la sesión oridnaria de la jornada de hoy, el Concejo Deliberante de Las Termas pasó a archivo la moción de analizar si correspondía aplicar una sanción por cuestión de privilegio al Concejal y Pastor Abel Soria por su publicación en Faceboock en la que se mostraba a favor del Golpe de Estado en Bolivia.

"La Constitución Nacional, la Provincial, y la Carta Orgánica establecen que los legisladores no pueden ser juzgados por sus opiniones o por sus dichos" argumentaron los legisladores. "Igualmente -aclararon- repudiamos el Golpe de Estado y nos diferenciamos de las opiniones del Concejal".

Por su parte, Soria, expresó: "Bajo ningún concepto me quise expresar aprobando lo que estaba pasando en Bolivia. Simplemente al haberme enterado que el Presidente había renunciado hice una oración y me expresé a través de las redes pidiendo por la paz del pueblo de Bolivia”.

“No me hago cargo de aquellos que dicen que respaldo el Golpe de Estado –siguió-. De ninguna manera respaldaría algo así, conozco Bolivia, es un país que amo y jamás le desearía el mal. Me duelen las muertes. Ruego a Dios que traiga la paz”.

“Pido perdón a todas las personas que he podido herir –concluyó- porque se malinterpretó mi publicación por eso mismo la saqué. No ha sido mi intención herir ni ofender a nadie, jamás voy a respaldar un golpe de estado. Pido perdón a la sociedad, a mis colegas. Voy a tratar de cuidar mis dichos y mis publicaciones porque soy una figura pública".

Mientras que el edil Jorge Leal, señaló: "Quien tuvo expresiones antidemocráticas no puede formar parte de las autoridades del concejo. Sí como Concejal, pero no como autoridad en línea sucesoria".

Finalmente el Concejal Gutiérrez lamentó que el Pastor no repudiara el Golpe de Estado. "No son 30 muertos, son 30 asesinados por balas militares. No son los pobres de Bolivia, son los grupos oligárquicos y militares los que derrocaron a Evo Morales. Los golpistas fueron apoyados por poderes extranjeros que están interesados en el litio. Respeto todas las creencias y religiones, pero muchas veces en nombre de la fe se cometieron exterminios. Hay que decirle "Nunca Más" a estos golpes".  

Recomienda esta nota: