28/05/2020

Provinciales

Salud

Desmienten noticia sobre supuesto “aborto inducido y fuga en Las Termas”

Por: Eduardo Carrizo
La Dra Carla Trejo, joven abogada de la ciudad, aclaró el caso y habló sobre los derechos de los pacientes.
Ampliar (1 fotos)

Foto de Archivo a Modo de Ilustración

El 22 de Mayo, en la sección Policiales, Nuevo Diario publicó una noticia con el siguiente título: “Una joven que llegó con aborto inducido se escapó del hospital“. En el cuerpo de la publicación, el medio señalaba: “una joven de 19 años…ingresó descompensada, con fiebre y 40 grados de temperatura al Centro Integral de Salud (CIS) de Las Termas. La causa era una infección que presentaba por un aborto inducido, de acuerdo con el diagnóstico de los médicos”.

“De inmediato, ante la gravedad de la salud de la paciente, los profesionales le realizaron un legrado y quedó internada en observación para seguir de cerca su evolución. Sin embargo, alrededor de las 17.30, la mujer se retiró del hospital de manera voluntaria, sin tener el alta médica.

El hecho fue informado a la Policía y al representante del Ministerio Público Fiscal de la Circunscripción Río Hondo y Jiménez, Dr. Rafael Zanni, quien ordenó que se ubicara a la joven y sea trasladada nuevamente al CIS, a fin de que finalice el tratamiento. Asimismo, una vez que se recupere, deberá declarar ante el funcionario judicial por el aborto provocado. La Subcomisaria de El Charco investiga el hecho”.

Al leer esta supuesta noticia, preocupadas por la salud de la joven, la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, contactó a la Dra. Carla Trejo para que la ayudara “A través de la fiscalía pudimos contactarla y nos contó que tuvo un aborto espontáneo por problemas de salud. Algo que, lamentablemente, ya le pasó en otras oportunidades porque tiene problemas renales”.

La joven se encuentra en pareja y quería tener a su bebé: ya tenían el coche, una cuna. “Además –explicó- no es que se escapó del Hospital; hubo un malentendido administrativo: voluntariamente solicitó el alta, entendió que se lo habían dado, y quiso continuar su tratamiento y recuperación en su domicilio”.

¿Por qué se publicó esta noticia en un medio de comunicación masivo de la provincia? La letrada comparte su interpretación: “Hay una doble estigmatización, y el mensaje de los anti derechos es “a la mujer que llegue con un aborto la vamos a perseguir penalmente”.

Derechos de los pacientes

El caso y la forma de difundir esta situación generaron preocupación en agrupaciones y miembros de instituciones provinciales y nacionales. “La ley de los derechos de los pacientes –detalló- establece el secreto profesional: en el marco de una intervención, un médico y el equipo de salud, no puede violar la confidencialidad, ni denunciar a una persona; tampoco se puede ejercer violencia institucional con prejuicios o comentarios ofensivos”.   

Abortos no punibles

Aunque todavía el aborto es ilegal en Argentina, desde el año 1921, el Código Penal establece causas por las cuales se puede interrumpir legalmente un embarazo. Trejo explicó: “En el caso de que una persona haya sufrido una violación o se encuentre en peligro su vida o su salud, tiene derecho a interrumpir su embarazo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera a la salud como el bienestar físico, emocional, psicológico y social”.

En los últimos años, muchas provincias argentinas crearon o se adhirieron a protocolos sanitarios para los casos de abortos no punibles. Hasta el momento, salvo en el CIS La Banda, Santiago del Estero no se ha adherido ni ha creado uno propio. “En Las Termas no hay protocolos, pero tampoco existen recursos como para realizar una intervención de este tipo” apuntó Trejo, “por lo que los casos que se presentan se terminan derivando”.

“Un médico puede ser objetor de conciencia, pero una institución no –diferenció. Un médico que atiende a una mujer que ha sido abusada puede objetar y no hacer la interrupción, pero no puede negarle información para que pueda decidir”.   

Cuidar la salud de las personas, cuidar la información 

Especialistas que analizaron la publicación de esta noticia, concluyeron: “Hay que cuidar la salud de las personas, y para eso se tiene que ser responsable con la información que se publica en un medio de comunicación. La joven atravesó una situación emocional difícil como es la pérdida de un bebé y, sin conocer su versión, la acusaron de algo que no hizo”.


Recomienda esta nota: