16/08/2018

Religiones

Fe

La virgen y el santo del Hospital

Por: Eduardo Carrizo
Los propietarios que donaron su hotel para que en esas instalaciones se pusiera en funcionamiento un establecimiento sanitario, dejaron dos imágenes religiosas que luego fueron trasladadas al zonal.

Así como el 26 de marzo de 1966, los últimos pobladores de Villa Río Hondo migraron a su actual asentamiento guiados por un sacerdote que llevaba una imagen religiosa; cuando se mudaron, los trabajadores del Hospital “viejo” llevaron al Zonal dos esculturas religiosas que había en el lugar.  

“Cuando los propietarios donaron su hotel para que funcione el Hospital Viejo, dejaron una virgen y un santo en una sala” contó Alicia Ávila, jefa del Área de Vacunación del Hospital Zonal. “Entrabas y en una sala estaba la imagen de la virgen y en otro lugar estaba el santito” agregó.

“Era la imagen de San Ramón, el santo de las embarazadas” explicó Olga Cortez. “Las mujeres le pedían ayuda para tener rápido a sus hijos, para no sentir dolor, y le dejaban una cinta roja, escarpines, chupetes”.

Cuando se trasladaron al Hospital Zonal, instalaron la imagen de la virgen en la sala de entrada, mientras que a San Ramón le hicieron un santuario en uno de los jardines.  

Al observar la imagen de la virgen en ese espacio, un Ministro de Salud de la Provincia que no compartiría esa fe, habría solicitado que la retiraran y el personal la guardó en otra zona (foto 1). Distinto fue el caso de la escultura del santo: un día los creyentes prendieron velas a su alrededor y la imagen se terminó prendiendo fuego, por lo que su santuario permanece vacío (foto 2).

Recomienda esta nota: