14/09/2015

Religiones

Religiones

La trágica historia de la cruz

Por: Eduardo Carrizo
En diciembre de 1987, la cruz de la Iglesia Católica de Las Termas se cayó sobre un niño, que terminó perdiendo la vida.
Ampliar (1 fotos)

En la actualidad la cruz se encuentra en un santuario, en la parte delantera del edificio.

Como todos los años, en los primeros días del mes de diciembre de 1987, la Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, realizó festejos religiosos. Por esos días, decenas de vecinos de Río Hondo, pasaron por el edificio de la Iglesia ubicado en la Calle Sarmiento, en pleno centro de la ciudad. Durante esas jornadas, los feligreses tocaban o besaban la cruz del lugar, se persignaban y se retiraban.

Como tantas otras jornadas, el 9 de diciembre de ese año, una señora mayor caminaba con sus dos nietos por la zona. Como pasaban por el lugar, el mayor tocó la cruz y siguió caminando, pero cuando el menor hizo lo mismo, la estructura se movió y se cayó sobre el niño. Por el accidente, lamentablemente, el pequeño terminó perdiendo la vida.

En la década del 20, la cruz estuvo instalada en una zona montuosa que se encontraba donde luego se construyó el Palacio Municipal. En el año 31 la cruz fue traslada al terreno donde construirían el edificio de la Parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. En la actualidad,  se encuentra instalada en un pequeño santuario, en la parte del frente de la Iglesia.

En el momento que ocurrió la tragedia, la cruz estaba afuera, al aire libre, montada en unas piedras.

A mediados del año 2015, VOCES habló con el padre del niño, quien en la actualidad vive en la ciudad:

Voces: “¿Por lo que pasó, le hizo juicio a la Iglesia?

-“No, nunca quise hacer eso”.

Voces: “¿Sigue creyendo en Dios?

-“Sí sigo creyendo en Dios y soy católico, algunas veces los sermones del papa Francisco me dan fuerzas. Por eso le escribí una carta, le pedí que me ayude a entender por qué nos pasó esto, y por qué desde ese día no tengo paz”.

Vecinos que recuerdan la historia, dicen que tiempo después de la tragedia, la abuela del niño, perdió la vida. Señalan: “Murió de pena”.

                                                                           

Recomienda esta nota: