14/04/2017

Religiones

Entrevista

“La paz no viene desde arriba, la construimos cada uno en nuestro interior y con el prójimo”

Por: Eduardo Carrizo
En diálogo con Voces, Juan Ise, miembro de la Capilla Jesús de la Buena Esperanza, habló sobre el significado de esta fecha para la comunidad judía, cristiana, y sobre el mensaje del papa Francisco de tener unas pascuas en paz.

En la mañana de hoy Voces de Río Hondo dialogó con Juan Ise, integrante de la Capilla Jesús de la Buena Esperanza. Con la amabilidad y la calma que lo caracteriza, habló sobre el significado de esta fecha para la comunidad judía, cristiana, y sobre el mensaje del papa Francisco de tener unas pascuas en paz.   

“Esta es una fiesta muy importante para los judíos y más aún para los cristianos” comenzó. “Los judíos recuerdan cuando el pueblo estaba oprimido en Egipto y Dios los libera en un largo viaje a la tierra prometida donde iban a ser libres, y les pide que como pueblo elegido sean ejemplo para las otras naciones. A eso los cristianos le agregamos el sacrificio que hizo Jesús para que nosotros tengamos vida, y vida abundante. Dios celebra con los judíos la primera alianza, y después celebra una segunda alianza con toda la humanidad a través del sacrificio de Jesús”.  

Voces: “¿Qué es la cuaresma?”

Ise: La cuaresma es el tiempo de preparación hacia la pascua, 40 días previos a la celebración de esta fiesta. Los evangelios nos cuentan que, al comienzo de su ministerio, Jesús fue al desierto donde fue tentado durante 40 días y 40 noches. Ahí, se estaba preparando para lo que iba a ser su vida pública, su ministerio. Los cristianos, tomamos este tiempo, como un tiempo de preparación. Porque más allá de nuestras buenas intenciones, somos débiles, y siempre nos proponemos hacer las cosas mejor y tenemos caídas, dudas, renegamos, entonces la cuaresma nos prepara para tratar de ser fieles en este camino”.

Voces: Concretamente, ¿qué pasa cada día de pascua?

Ise: La homilía del Obispo ayer fue fantástica, muy didáctica. El jueves hay tres eventos muy importantes. Primero: es aniversario de la primera misa. No es casualidad la analogía de misa con la palabra mesa. En esa mesa, en esa cena, compartiendo el pan y las palabras, Jesús dijo cosas muy importantes. También ese día se instituye el sacramento del sacerdocio e instaura el mandamiento más importante de todos: “amarás a Dios sobre todas las cosas ya  tu prójimo como a ti mismo. Nos enseña el sacramento del amor. Por eso el gesto de Jesús en el lavatorio de los pies. Si yo que soy maestro hago esto, ustedes tienen que hacerlo con los demás. Terminada la cena pascual, Jesús va al huerto de los olivos, es arrestado y comienza todo su camino hacia la cruz. Ese día Jesús quedó solo. El pueblo que el domingo de Ramos lo vitoreaba y decía que era Jesús el hijo de David, hoy viernes pide que lo crucifiquen. Los discípulos que lo acompañaron lo dejaron en banda, sólo la madre y uno que otro estaban ahí acompañándolo en ese momento tan difícil. Esta noche hacemos el vía crucis, que se hizo durante toda la cuaresma donde los chicos visitaron casas, familias, todos los viernes. El sábado hacemos la vigilia de la misa pascual. Ahora todos sabemos lo que pasó, pero en ese momento, todo era angustia, nadie sabía qué iba a pasar, aunque podía haber alguna esperanza. En general reinaba el pesimismo, el temor, el dolor, la desazón.

Voces: “El Papa dijo que quería tener unas pascuas en Paz”.

Ise: Tenemos que rezar por la paz en el mundo pero también Francisco dijo que la paz es algo que se construye con el compromiso de cada uno y en los gestos cotidianos con el prójimo. La paz no viene de arriba, la construís, vos y yo con cada uno de nuestros gestos. Hoy veía una noticia de un Pastor de Misiones que perdonó a la persona que mató a su hijo para robarle un celular. Lo escucharon, lo abrazaron, lo perdonaron. Cuando publicaron la noticia, por las redes sociales, lo criticaron por lo que hizo. Y no se entiende el valor de lo que implica poder vivir en paz. Hay eventos en el mundo que realmente te hacen tener miedo pero quizás no puedo hacer mucho más que rezar por lo que está pasando en Siria, En Afganistán, y en Corea del Norte. Pero me preocupa lo que está pasando en Argentina donde no podemos dialogar sin que sea un Boca-River y nos terminemos insultando. Que no entendamos que vivir en paz implica caminar juntos, con nuestras diferencias, escucharnos, tratar de ver cuál es la parte de razón ue tiene el otro, y tratar de hacer lo que más conviene y lo mejor. Si somos capaces de poner un clavo juntos vamos a hacer un gran avance como sociedad.   

Recomienda esta nota: